¡Técnicas sexuales para orgasmos acuáticos!

¿Aun no has experimentado el placer más orgásmico bajo el agua? Cambia tus rutinas sexuales y haz de la ducha el mejor escenario sexual… ¡Nosotras te enseñamos cómo!

¿Quieres añadir una dosis extra de pasión? Rompe la rutina y cita a tu pareja en el baño. Sí, sí, en el baño. Haz de este lugar tan íntimo el escenario perfecto para un encuentro de alto voltaje desde primera hora de la mañana.

Se acabó pensar en la ducha como un acto rutinario y convierte este clásico de la mañana en algo muy pasional y orgásmico. El baño puede ser un excelente afrodisíaco, una combinación explosiva de caricias provocadoras. A continuación, desde Nosotras, te revelamos las mejores técnicas, las mejores posturas y hasta los juguetes más vibrantes para disfrutar del mejor sexo en pareja o en solitario… ¿Preparada para jugar con el chorrito?

¡Ducha en pareja!

Convierte el acto de ducharse en un encuentro cuerpo a cuerpo, ideal para acariciar cada rincón de vuestra anatomía. Alíate al jabón para tocar las zonas más erógenas de tu pareja. Verás lo extremadamente excitante que resultan las caricias mientras cae el agua resbalando por vuestros cuerpos.

¡Sorpréndele!

¿Quieres impresionar a tu chico? Invítale a ducharse contigo. Recomiéndale que apoye su espalda en la pared y deja que el agua resbale por vuestros cuerpos. Llegados a este punto, acaríciale su pene, agarra sus testículos y regálale una felación inolvidable.

Consejo: si quieres llevarlo al éxtasis en un santiamén, combina los movimientos de lengua con los juegos de mano.

¡Juego de dedos!

Después de llevarlo al séptimo cielo, es tu turno. Invita a sus dedos a entrar en tu zona genital. Deja que jugueteen como ellos solo saben, con tu clítoris. Primero acariciándolo por un lado y luego por otro, a ritmos distintos, pero siempre ejerciendo pequeñas presiones sobre él. Después de acariciar los labios menores y mayores tu chico debe acariciar con la palma de su mano tu vagina e introducir sus dedos cuando estés bien lubricada y ¡A disfrutar del orgasmo bajo el agua!

¡Vibraciones acuáticas!

Disfruta del sexo en la ducha sin pareja. Solo tú, la ducha y tu amigo inseparable, el vibrador. Convierte tus momentos de baño en una delicia con esta jovial esponja que repartirá el gel por tu cuerpo a la vez que te transmite una agradable vibración. Por su diseño discreto es perfecta para que te acompañe en todos tus viajes.

Si quieres más placer, dúchate con ‘I Rub my Penguin’, un simpático pingüino que hará que tus experiencias en la ducha o bañera no vuelvan a ser igual. Tiene carita de inocente pero no te fíes, es una fiera que te ofrece 3 potentes patrones de vibración.

Posturas sexuales: La doma

Culminar el encuentro sexual fuera de la ducha con la postura de la dama. Para ponerla en práctica deja que tu chico se siente y colócate encima favoreciendo una buena penetración. Es una postura muy íntima que permite una penetración bastante profunda y una excelente estimulación de senos y clítoris ya que tu chico tendrá fácil acceso a estas zonas que tan loca te vuelven. Escoge la versión de esta postura que más excitante te resulte.

Postura sexual: Unión de los amantes

Esta postura es todo un clásico ideal para practicarla en cualquier espacio. Poneros de pie uno en frente del otro y deja que tu chico frote su pene contra tu vulva. Llegados al punto de excitación, es momento de la penetración. Aunque ésta no es muy profunda, si garantiza una buena estimulación tanto del clítoris como del glande.



¿Te ha gusta? Compartelo:

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Security Code: